Cirugía fetal abierta

Una terapia quirúrgica intrauterina (es decir, una operación en el feto) únicamente se realiza si con ella se evita el riesgo de muerte intrauterina del feto o se pueden evitar o atenuar en gran medida, discapacidades graves permanentes. De hecho, hay malformaciones y tumores que adquieren un tamaño intrauterino tan grande que provocarían la muerte del feto, si no se corrigieran o extirparan quirúrgicamente durante el embarazo.
La operación fetal realizada con más frecuencia es la de espina bífida (mielomeningocele o «espalda abierta»), porque es la única posibilidad de influir positivamente en las múltiples discapacidades graves y permanentes, imposibles de corregir sin esa intervención. Por lo que sabemos, en toda Europa estas intervenciones quirúrgicas abiertas en el feto sólo se realizan en nuestro centro.